Kiwi Ver más grande

Kiwi Eco, 5 piezas, Peso aprox: 500gr

2,80 €

Unidad de venta: 500 gr

Precio/kg: 5,60 €

5 piezas

Peso aproximado: 500g

Origen: Cataluña Norte

Fruto de tamaño y forma similares a un huevo. La piel es áspera y peluda, de color marrón oscuro. La pulpa tiene un color verde intenso que se aclara en el centro, donde se concentran pequeñas semillas negras comestibles.

Más detalles

Fruto de tamaño y forma similares a un huevo. La piel es áspera y peluda, de color marrón oscuro. La pulpa tiene un color verde intenso que se aclara en el centro, donde se concentran pequeñas semillas negras comestibles.

Familia: Fruta tropical

Familia Científica: Actinidiàcia

Valor nutricional: 50 calorías cada 100 gramos

Gramos por ración: 150 gramos

Propiedades / beneficios: El kiwi ofrece un importante contenido de vitamina C, seis veces superior a la del limón. También es rico en proteínas, hierro, calcio y fósforo. Este fruto mejora el sistema circulatorio y nervioso. Asimismo, contribuye a la formación de huesos y dientes, por este motivo, es recomendable su consumo a los niños ya las personas con reuma.


Estacionalidad: Todo el año (de diversas procedencias)

Zonas de producción: El primer productor mundial de kiwis es Nueva Zelanda, seguida de lejos por Estados Unidos, Italia, Francia, Chile, Japón, Australia y España.

Nombre planta: Kiwi

Curiosidades: El kiwi debe su nombre a un pájaro de Nueva Zelanda al que se parece mucho, un pájaro que no tiene alas y vive en agujeros excavados en la tierra. El kiwi es muy eficaz para hacer que los alimentos sean más tiernas. Así, por ejemplo, si se pasa por encima un trozo de carne crudo, esta se ablanda y se hace más tierna a la hora de cocerla o hacerla a la plancha. Esto es gracias a una enzima (actinidina) que descompone las proteínas. Aunque se clasifica como fruta tropical, realmente es originario de ciertas regiones templadas del Himalaya, de la China oriental y del Japón meridional y central, donde todavía se encuentra de forma silvestre. Su cultivo se realiza en estas regiones desde tiempos inmemoriales, aunque para el resto del mundo era una fruta totalmente desconocida hasta principios del siglo XX.

Preparación y consumo: El kiwi se consume principalmente fresco. Cuando no está maduro se pela con dificultad y la pulpa es compacta y seca, con un sabor muy ácido. Una vez alcanzado el punto de madurez, presenta una ligera elasticidad al tacto, la pulpa tiene un sabor aromático y dulce, con un punto de acidez que lo hace particularmente agradable. Para el consumo familiar se aconseja dejar madurar los frutos lenta y espontáneamente, en ambientes frescos entre 5 y 12 º C cerrados en bolsas de plástico impermeables. En caso de que se quiera acelerar la maduración, es suficiente en poner los kiwis en una bolsa con unas manzanas maduras, durante un par de días. Luego se sacan las manzanas y los kiwis se dejan madurar en un ambiente de unos 20 º C. Se consume principalmente en fresco, siendo una de las frutas más populares en todo el mundo. La mejor manera de tomarlo es pelándola lo o cortado por la mitad y comido con cucharilla.