6
Abr
Cambio de ciclo en el campo

Con la llegada de la primavera se produce un cambio de ciclo muy interesante para las plantas ya que sumándose al aumento de la temperatura también reciben más horas de sol, lo que explica que por ejemplo la variedad de acelgas que plantábamos en invierno sea diferente a las que plantaremos en verano.

Hay otros cambios, y no solo en la variedad de una planta si no en la introducción de nuevas variedades, decimos adiós a las plantas que nos han acompañado en invierno como la coliflor, la coliflor verde, el brócoli y daremos la bienvenida al tomate, calabacín, pepino, berenjena, pimiento... plantas que nos acompañaran hasta el verano ya que ahora en primavera es el momento de plantarlas para poder hacer las primeras cosechas en unos meses.

Pero quizás una de las cosas más esperadas en el cambio de ciclo es la llegada del florecimiento de los árboles frutales (nectarinos, ciruelos, melocotoneros, cerezos...) todos ellos nos llenan unos días de una increíble belleza y coloración fantástica el paisaje, estos son los colores que  asociamos siempre con la primavera. El momento en el que el árbol hace la flor empieza la cuenta atrás hacia la cosecha del fruto, una cuenta atrás que varía dependiendo de la fruta y que por ejemplo en el caso del cerezo está sobre los 40 días desde el momento que florece hasta el momento de inicio de la cosecha.

Con el paso del tiempo nos llegará el siguiente cambio de ciclo que no se producirá hasta finales de julio, cuando el día empiece a acortarse. Progresivamente en ese momento empezaremos a plantar las verduras de invierno dejando atrás la huerta que hemos disfrutado durante el verano.